Instrucciones para limpieza

Sugerencias para una limpieza correctas

Limpieza diaria

Una vez efectuada la limpieza “después de la colocación” (capítulo anterior), evítese el empleo para la limpieza diaria de ceras, jabones oleosos, productos de impregnación y tratamientos varios (hidrófugos y oleófugos) sobre el producto de gres porcelánico, cuya aplicación es innecesaria. Como ocurre a menudo con algunos detergentes existentes en el mercado, éstos contienen ceras o aditivos abrillantadores que, tras varios lavados, pueden depositar sobre el pavimento pátinas brillantes. A veces, puede bastar una sola gota de alimentos como Coca Cola, agua, vino, etc….para eliminar esta pátina, restableciendo el aspecto original de la baldosa y causando en algunas zonas el efecto mancha. En dichos casos, habrá que remover en primer lugar la cera del pavimento utilizando los productos removedores de las ceras aplicadas, siguiendo las instrucciones dadas por el fabricante.
En caso de pátinas creadas por jabón, cal y suciedad, habrá que utilizar, sin embargo, un detergente ácido diluido adecuadamente en agua (leer las instrucciones en la etiqueta del producto).
Conviene señalar que el ácido Fluorhídrico (HF) y derivados pueden dañar irremediablemente el gres porcelánico. Para la limpieza ordinaria, Mirage aconseja el uso de lejía y amoníaco, diluidos adecuadamente en agua; en caso de gres porcelánico con superficie pulida, se sugiere secar el pavimento para evitar que se vean cercos.


Limpiezas Extraordinarias

En caso de manchas particulares y/o especialmente resistentes, es aconsejable usar detergentes específicos, como se indica en la tabla propuesta a continuación. Tampoco hay que olvidar que la eliminación de cualquier tipo de mancha resulta más fácil cuando ésta todavía está fresca.
Es importante hacer siempre una prueba previa antes de usar los productos detergentes, especialmente sobre el gres porcelánico lapeado o pulido.


Pavimentos sobreelevados

No está consentida la utilización de agua abundante en el caso de los suelos elevados; se recomienda, pues, utilizar un trapo bien estrujado. Es necesario efectuar las limpiezas ordinarias con trapos adecuados, agua tibia y detergente, limitando al máximo la cantidad de agua sobre el panel. En caso de manchas, podrán utilizarse directamente sobre éstas productos concentrados.

El gres porcelánico es un material compacto, resistente y caracterizado por una porosidad casi inexistente y, por tanto, con valor de absorción del agua. Una característica peculiar de las losas en gres porcelánico es su propia composición. 

Más de 30 colecciones en la gama garantizan la completitud y la transversalidad de la oferta, permitiéndole satisfacer las más variadas exigencias de diseño arquitectónico contemporáneo.