Con este blog queremos ahondar y buscar sugerencias sobre el mundo del pavimento en su totalidad, porque la complejidad y la atracción de este mundo, que se compone de tecnología, artesanía, diseño, creatividad y mucho más, no deja de sorprendernos nunca... y estamos seguros de que también te sorprenderán a ti.

Cuando hay luz fuera, se convierte rápidamente en diseño

Lunes 10 Noviembre 2014
Marketing Mirage
Written by
Marketing Mirage

Cuando se habla de exterior, el valor doble de la iluminación (funcional y estético) resulta crucial. Las fuentes de luz para exterior tienen el poder de hacer que el contraste luz y sombra se convierta en un elemento de diseño.
Un jardín o un balcón bien iluminado nos permiten ampliar el espacio residencial no solo en los meses de verano. El tradicional vallado de ventanas y puertas ya no representa un límite conceptual: la atención por el detalle y el justo accesorio se dilata hacia el exterior creando conexiones con las decoraciones del interior.

Las fuentes de luz se plasman hoy en formas distintas y fantasiosas. Soluciones minimalistas como pequeñas luces incrustadas en el terreno se unen a farolas y lámparas de diseño que avivan senderos, caminos y espacios verdes del prado.
Los materiales a disposición también ofrecen un abanico realmente amplio de posibilidades.
Ideales contra la intemperie y la anti estética oxidación, las superficies de lámparas en polipropileno, policarbonato o resina son fáciles de limpiar y resisten ante cualquier agente atmosférico.
Se trata además de elementos de diseño fuertemente dúctiles: la luz se deja enjaular por formatos delicados, redondeados o imperfectos para irradiar con efectos agradables el espacio verde a disposición.
Fuentes de luz de este tipo pueden colocarse tanto en zonas internas de estructuras, por ejemplo en los bordes de piscinas para que permanezcan invisibles, como en puntos protagonistas convirtiéndose en agradables asientos o mesitas para café. Se prefieren las iluminaciones que además de garantizar la justa síntesis nocturna de sombras y luces, se transforman durante el día en auténticos elementos de decoración.

¿Qué elegir para los revestimientos de exterior que aman los juegos de luz?
La mejor solución es un pavimento de estilo minimalista, capaz de valorar los accesorios elegidos de tonos neutros. Los tonos y los matices son aquellos naturales del gres porcelánico con efecto cemento, un material que se presta a infinitos intentos de experimentación proyectual.

Mashup es la colección de Mirage que permite la máxima libertad compositiva en los ambientes de exterior, para realizar combinaciones inusuales de efecto minimalista.