Con este blog queremos ahondar y buscar sugerencias sobre el mundo del pavimento en su totalidad, porque la complejidad y la atracción de este mundo, que se compone de tecnología, artesanía, diseño, creatividad y mucho más, no deja de sorprendernos nunca... y estamos seguros de que también te sorprenderán a ti.

Síndrome del edificio enfermo

Martes 1 Julio 2014
Marketing Mirage
Written by
Marketing Mirage

El problema de la contaminación de los edificios es uno de los factores que originan el denominado “síndrome del edificio enfermo” que es una causa enfermedades y alergias. Las sustancias tóxicas y nocivas (partículas en suspensión, pólenes, esporas, bacterias) pueden ser liberadas en el interior por los materiales utilizados en la construcción o en los muebles, o pueden proceder del exterior.

Algunos estudios realizados por EPA sobre la exposición humana al aire contaminado indican que los niveles de exposición de contaminantes puede ser de 2 a 5 veces mayor en el interior – con puntas que pueden alcanzar niveles muy superiores – respecto del exterior. Esto representa un problema particularmente importante si se considera que una gran parte de las personas pasa alrededor del 90% de su tiempo en entornos cerrados.

Entre los materiales a disposición de los proyectistas, deben preferirse aquellos definidos normalmente como “low-emitting”, es decir de emisiones bajas o nulas.
La naturaleza del gres porcelánico – por las características de inercia química y física resultantes del tratamiento térmico con el que se concluye el ciclo de fabricación – garantiza excelentes rendimientos desde este punto de vista, evitando la liberación de sustancias contaminantes de cualquier tipo (Plomo, Cadmio, etc.).

Estos son los aspectos más importantes en la evaluación de los rendimientos del gres porcelánico:
• Facilidad de mantenimiento: el gres porcelánico, gracias a su superficie inerte, compacta y resistente, reúne todas las características que aseguran condiciones de higiene fáciles de lograr y eficaces;
• Resistencia al fuego: un pavimento o revestimiento de gres porcelánico no se daña en contacto con la llama, no la propaga ni la alimenta, no desarrolla ni desprende sustancias tóxicas, ni gases ni vapores de ningún tipo;
• Salubridad: el gres porcelánico presenta una posibilidad reducida de formación de polvo y, por consiguiente, requiere un mantenimiento modesto. Puesto que es inerte, las baldosas de gres porcelánico no producen ni emiten sustancias peligrosas para la salud de las personas ni para el entorno.

Descubra todas las características del gres porcelánico Mirage.