Con este blog queremos ahondar y buscar sugerencias sobre el mundo del pavimento en su totalidad, porque la complejidad y la atracción de este mundo, que se compone de tecnología, artesanía, diseño, creatividad y mucho más, no deja de sorprendernos nunca... y estamos seguros de que también te sorprenderán a ti.

Una complejidad récord. Entrevista a Francesco Bollani

Jueves 16 Junio 2016
Marketing Mirage
Written by
Marketing Mirage

Sobre una porción del espacio de la ex Alfa Romeo de Arese, se ha inaugurado el Shopping Centre “Il Centro”; no sólo es uno de los centros comerciales más grandes de Europa, sino también un auténtico edificio simbólico que se ha inspirado en grandes obras internacionales y ha desarrollado un recorrido único caracterizado por plazas y espacios comunes.

El arquitecto Francesco Bollani, uno de los Project Leader y co-titular de Sviluppo Arese (Desarrollo Arese), se ha encargado del proyecto urbanístico y de la dirección de obra de este imponente proyecto.

En esta breve entrevista nos ha desvelado las fases más importantes e interesantes de este desafío para el que Mirage ha sido proveedor del material de pavimentación.

 

Nos gustaría empezar la entrevista por unos de los aspectos que más curiosidad suscitan: ¿qué significa gestionar un proyecto de este calibre desde su concepción hasta su inauguración en lo que a gestión de la complejidad se refiere?

La complejidad de un proyecto de esta envergadura radica principalmente en la duración total de su realización; 4 años desde la primera elaboración hasta la inauguración.

Durante este periodo, la auténtica complejidad la han supuesto las modificaciones que han resultado ser necesarias durante la construcción; ideas y consejos que a veces han cambiado radicalmente el concepto inicial prefijado. Un ejemplo ha sido la elección de vuestro material; en el proyecto inicial estaba prevista la aplicación del pórfido, después se pensó en el mármol, también en la madera y, por último, en el gres porcelánico de 10 mm de espesor.

Fue solo 1 año antes de la apertura del centro comercial que se eligió definitivamente el gres porcelánico Mirage de 20 mm de espesor. Por tanto, en respuesta a la pregunta, la auténtica complejidad de este tipo de proyecto son los cambios introducidos durante la construcción, que conllevan a una reproyección y reorganización con repercusiones sobre todo el proyecto.

 

Permaneciendo siempre en el ámbito de la proyección, ¿en qué medida las tendencias estilísticas actuales influyen en la disposición de un centro comercial?

Por lo general, no tienen influencias, al menos en nuestro caso. Este proyecto se ha visto más bien influenciado por enfoques innovadores o por la concepción de un nuevo tipo de centro comercial como un espacio para vivir. Arese, a diferencia de otros espacios similares, se ha desarrollado con una estructura innovadora: un espacio exterior imponente del que se puede acceder al amplio pasillo interno (un auténtico conducto) y a las plazas, que caracterizan la estructura y constituyen verdaderos espacios de agregación.

Todas estas innovaciones han permitido que los consumidores "vivan" los espacios del centro comercial con una permanencia decididamente superior con respecto a otras áreas similares, y con su consecuente incentivo comercial. Por lo que retomando la pregunta, la tendencia la hemos creado en lugar de padecerla, también porque muchos centros comerciales europeos en construcción se están adaptando a nuestros estándares a la luz de las innovaciones aportadas y al éxito conseguido.

 

Durante la realización, ¿han surgido momentos particularmente complicados que parecían no tener solución?

Por lo común, los problemas más importantes se presentan alrededor de los 60/90 días antes de la inauguración. De hecho, normalmente la fecha de inauguración de una estructura como un centro comercial se fija primero unos 3 años antes y luego se establece el cronograma de obra.

En media, es a los 90 días antes de la inauguración, el tiempo que los distintos puntos de venta necesitan para organizarse, que pueden surgir los problemas más importantes y urgentes que podrían incluso posponer la inauguración de la estructura. Una inauguración con tiendas todavía cerradas daría de hecho una imagen nefasta para la nueva estructura.

 

Si tomamos el proyecto, lo que más sorprende son sus números realmente increíbles. ¿Qué podría decirnos al respecto?

Efectivamente los números que este proyecto maneja son increíbles. La superficie total implicada roza los 400.000 m2, con una superficie cubierta de 80.000 m2 y la presencia de más de 200 puntos de venta. La instalación fotovoltaica implementada produce 1,5 megavatios, suficiente para satisfacer las necesidades energéticas de toda la estructura.

La contribución de Mirage en este proyecto se ha concretizado con un suministro que supera los 60.000m2; si pusiéramos en fila india todas las placas de gres porcelánico utilizadas se podría cubrir la distancia que separa vuestra sede de Pavullo hasta Milán, para que os hagáis una idea. Además, no nos olvidemos que el Shopping Centre de Arese al heredar la posición del establecimiento histórico de Alfa Romeo es totalmente autosuficiente y no depende de servicios externos. La central eléctrica del interior permite que la estructura se autosuministre a la vez que posibilita la producción de agua sin precisar un depurador específico.

 

Imagino que esta estructura esté a la vanguardia en cuanto a estándares ecológicos. ¿Habéis obtenido certificaciones?

Por supuesto. El centro comercial de Arese es uno de los pocos espacios comerciales de estas dimensiones cercano a la obtención del certificado Leed Gold, que certifica un reducido impacto ambiental a la vez que incrementa su valor comercial, que para edificios de este tipo es un aspecto decididamente importante.

 

Retomando los materiales utilizados, ¿por qué habéis optado por las placas Mirage de 20 mm de espesor?

Con respecto a la elección de la pavimentación, necesitábamos materiales con una consistencia relevante y un mantenimiento fácil (principalmente, con bajo grado de absorción) junto con un formato relativamente grande.

El gres porcelánico Mirage de 20 mm de espesor reflejaba totalmente estas características y su uso nos ha permitido obtener muy rápidamente una ventaja durante la obra; grandes camiones y medios pesados han podido circular libremente durante las distintas fases de la obra sin que se tuviese que proteger el material. Evitar durante la obra que se tenga que cubrir y proteger adecuadamente los suelos nos ha permitido ahorrar más de 400.000€.

Una contención de los costes que permanecerá en el tiempo porque el gres porcelánico de 20 mm garantiza una resistencia y una carga de ruptura adecuadas respecto a las maquinarias que se utilizarán durante los procesos de mantenimiento de los techos y de la estructura. La fase de gestión es de hecho igualmente ardua y prevé el uso de medios pesados; motivo por el que descartamos desde el principio el uso de materiales como el parquet o el gres porcelánico de espesor tradicional, y sin olvidar tampoco los mantenimientos ordinarios necesarios para suelos de mármol natural o madera que requieren en el tiempo abrillantados o el uso de productos protectores.

 

Al final de cada proyecto es necesario fijarse en los resultados para decretar el auténtico éxito, y para un centro comercial, uno de ellos es la afluencia. Desde este punto de vista, ¿se puede considerar el centro comercial de Arese un éxito?

Obviamente solo el tiempo podrá decirlo con mayor certeza, pero personalmente creo absolutamente que sí. Después de la inauguración, con una afluencia media de unas 100.000 personas, el centro comercial se ha mantenido dentro de unos niveles óptimos; los picos más altos se alcanzan el sábado y el domingo con una media de más de 65.000 unidades. Los demás días de la semana ascienden a 45.000 con una satisfacción máxima por parte de los comerciantes. Por tanto, un resultado excelente.