26 Marzo 2015

Los ganadores del Concurso Restile

Restile, que tiene por objetivo encontrar nuevas claves innovadores de lectura del material cerámico, ha contado también este año en su 2º Edición con una gran participación focalizada en alcanzar dicho reto. El número y las interacciones en los espacios digitales confirman el éxito y la absoluta implicación por los más de 200 proyectos recibidos, las 24 000 visitas a su página web y las casi 350 000 visualizaciones de los posts creados.

Restile es realmente un proyecto de crowdsourcing creativo que hoy llega a su fase final con la nominación de los 3 ganadores.
Los conceptos cerámicos que han conquistado el jurado, compuesto por profesionales de renombre internacional, docentes del Politécnico de Milán y profesionales del grupo empresarial, son los que llevan la firma de:

Gianluca Carraro (Italia)
Su proyecto - SHASHIKO - toma inspiración de una técnica oriental de bordado típica de la tradición japonesa. El resultado es una losa con los signos y el modelo de una poesía compositiva que da vida a una cerámica básica pero sofisticada.
Los motivos de la primera clasificación
La habilidad palpable en conjugar inspiración oriental al contexto occidental y la interesante capacidad de transformar el efecto tejido en una versión matérica, mediante el desarrollo de una propuesta inimitable.

Martina Malomo e Francesca Scipioni (Italia)
LAMERAI es un proyecto que parte de materias puramente urbanas (la lámina antideslizamiento o almohadillada y el cemento) y se concretiza en un producto de doble superficie cerámica.
Los motivos de la segunda clasificación
La reinterpretación de la materia en versión urbana con una gráfica y materialidad capaces de ofrecer tridimensionalidad al producto. El jurado también ha estimado importante el fácil enfoque de producción de la colección.

Matteo Cecconi (Italia)
FENIX toma su nombre de los Fenicios, los primeros conocedores de la tradicional técnica de las pavimentaciones de opus signinum. El concepto cambia del blanco al negro y propone un mosaico de teselas que constituyen el modelo decorativo característico que produce un efecto de continuidad de la colocación, otorgándole así al producto colocado un efecto de amalgama sin interrupciones.
Los motivos de la tercera clasificación
El haber propuesto de nuevo técnicas antiguas en clave industrial con un enfoque cromático, productivo y aplicativo decididamente moderno.